Notícias ← Otras noticias

Una ley histórica pedirá a los catalanes del Norte el derecho a la inmersión lingüística

La Plataforma per la Lengua ha ejercido presión a diputados franceses para contribuir a la aprobación de una proposición de ley que marcará un claro punto de inflexión en la salud del catalán en la Cataluña del Norte

El cambio más importante lo encontramos en el ámbito de la enseñanza: los catalanes del Norte podrán optar a la escolarización con aprendizaje en catalán en horario lectivo

La Asamblea Nacional Francesa acaba de aprobar una proposición de ley que representa un paso adelante sin precedentes por el reconocimiento del catalán, así como de las otras lenguas minoritarias del territorio francés. Estos últimos días, la Plataforma per la Llengua ha estado comunicándose con las oficinas de diversos diputados de la Asamblea Nacional Francesa para explicarles la importancia de esta votación para la salud del catalán a ambos lados de los Pirineos. Se trata de la primera vez que en la Quinta República francesa es votada una proposición de ley a favor de las lenguas regionales.

La implicación más determinante de la proposición de ley aprobada, sin duda, radica en el ámbito de la enseñanza. En efecto, gracias a esta ley, la escuela pública francesa podrá impartir clases en lenguas regionales de forma inmersiva. Así pues, a partir de este momento, todos los residentes de la Cataluña del Norte podrán optar por la escolarización en catalán, ya sea inmersiva o bilingüe, o bien por recibir clases de catalán en horario lectivo, en vez de hacerlo al finalizar la clase. Estos derechos tendrán que quedar garantizados en una escuela de todos los municipios o en uno cercano.

En estos momentos, sólo una cuarta parte de los alumnos catalanes del Norte estudian catalán en la escuela (ya sea como asignatura o como lengua vehicular de la enseñanza), gracias a La Bressola y a la Escola Arrels, la única del sistema público francés que imparte enseñanza en catalán. Los cambios legislativos deberían permitir incrementar el número de alumnos y el conocimiento entre la población, hecho indispensable para que se recuperen algunos usos lingüísticos en la Cataluña del Norte. En total, sólo existen 133 escuelas inmersivas en Francia, principalmente en los territorios de la Cataluña del Norte, Bretaña, País Vasco del Norte, Occitania, Córcega, Alsacia y Nueva Caledonia.

Gracias a la nueva normativa, las administraciones públicas catalanas del Norte podrán incluir al catalán en formatos bilingües en la rotulación y comunicación institucional. Además, existirá la posibilidad de inscribir en el registro civil nombres de personas que contengan caracteres que no existen en francés, como el punto volado del catalán "·".

También se dará un cambio en la legislación francesa. Se inscribirá en el Código de patrimonio (el acopio legal de normativa sobre patrimonio) el valor patrimonial e histórico de las lenguas propias del territorio francés, tanto de la Francia metropolitana como de los departamentos y territorios ultramarinos, así como el deber del Estado y de las administraciones francesas hacia la enseñanza, la difusión y la promoción de las lenguas regionales. Es un gran adelanto, teniendo en cuenta que el Estado francés no ha sido capaz de reconocer la riqueza que representa el conjunto de sus lenguas regionales ni de dotarlas de los medios necesarios para asegurar su transmisión y vitalidad. De hecho, hasta el momento no ha podido ratificar la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias por una supuesta incompatibilidad con su constitución, que reza que "la lengua de la República es el francés". Además, la UNESCO alerta regularmente al Estado francés sobre la pobre salud de sus lenguas regionales.

La Plataforma per la Llengua celebra la decisión de la cámara francesa y se congratula por el trabajo realizado estas últimas semanas. La entidad ha enviado más de un centenar de cartas a los diputados que eran claves para la votación y ha realizado contactos y reuniones con las oficinas de algunos de estos diputados, así como a los presidentes de los grupos parlamentarios y a los miembros del grupo de estudio de lenguas y culturas regionales. L'ONG del català considera que la aprobación de esta nueva normativa puede servir para revertir la situación de pérdida de hablantes en la Cataluña del Norte, pero también en otros territorios del Estado francés. Cabe decir que para conseguir este cambio de tendencia aún son necesarios diversos cambios legales y, sobre todo, de ideologías y actitudes lingüísticas.

Comparteix

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Linkedin
  • Whatsapp
  • Telegram